Pag. 1 *El Ultimo Encuentro (El Diario)*

Ulises y Danna

CAP. I: Primer contacto.

Encuentro Final.…  (18-08-2013)

Eran las doce del mediodía, Ulises Sandoval veía a través de la ventana del avión que lo transportaba a la Cd. De México, estaba llegando al Aeropuerto internacional de la ciudad, y mientras eso sucedía recordaba algunas anécdotas de su vida transcurrida en ese lugar, del cual hacia siete años había partido…

A esa misma hora, en otro punto de la ciudad, la hermosa Danna Montufar, estaba saliendo de un hotel lujoso de 5 estrellas, acompañada por un caballero, bien vestido, de traje y corbata. Danna llevaba puesto un vestido largo color negro, que delineaba su esbelta figura, lucia radiante y hermosa. De pronto un lujoso automóvil se estacionó frente al hotel y enseguida se introdujeron al vehículo, estaba cansada y molesta, llevaba puestas unas gafas oscuras que le hacían notar sus labios rojos, su corazón latía fuertemente un poco fuera de lo normal, aun no sabía por qué…

Finalmente, el avión aterrizó, Ulises se sintió feliz, cuando bajo por las escaleras del avión, el aire y una rara sensación le arrebataron un suspiro, en sus manos traía una cámara fotográfica que colocó en su hombro, su camisa de cuadros azules que llevaba puesta le hacían ver muy cómodo, caminó hasta el lugar donde recibiría el equipaje. Recogió su equipaje, caminó hasta el sitio de taxis, tomó uno de ellos y el taxista pregunto a que lugar lo llevaría, él no pensó mucho y le indico que lo llevara al centro de la ciudad pues tomaría algunas fotografías, hacía mucho tiempo que no caminaba por ese precioso lugar.

El trafico comenzó a desesperar a Danna, de pronto su acompañante le ofreció una copa de vino, ella aceptó gustosa. Antes de darle la copa el sujeto la tomó del brazo y la jaloneo para besarla, Danna dejó caer la copa, el sujeto no la soltó e intentó una vez más besarla. Danna reaccionó tan pronto como pudo, le acertó una dura bofetada, el sujeto enfurecido gritó –¡Maldita zorra! ahora veras para lo que sirves, la tomó del brazo y la sacó del automóvil en medio del tráfico, cerca del centro de la ciudad. Danna estaba fuera del automóvil asustada, corrió desesperada en medio de los automóviles, escuchando a su paso diferentes claxons, esto no la detuvo, cruzó dos cuadras más y siguió corriendo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close