Maestros de Chiapas logran detener “Evaluación Punitiva” y liberar a los detenidos

Chiapas_enfrentamiento_maestros-1.jpg
Los maestros lograron con todo su movimiento abrir una brecha al dialogo con las autoridades.

“Comenzamos las jornadas de lucha el lunes 7 con el propósito de boicotear las evaluaciones punitivas. Se dio una refriega durante dos horas entre los maestros que estábamos manifestándonos y los policías que vinieron a reprimirnos. Un maestro falleció como víctima de la represión y otros seis compañeros fueron detenidos”, así resumió el comienzo de los hechos José Luis Escobar Pérez, maestro de primaria y Comisionado del Ejecutivo Nacional de la Sección 7 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Chiapas.

En la mañana de este jueves 10 los maestros que se encontraban en plantón en el centro de Tuxtla Gutierrez, capital del estado, decidieron levantar la medida. “Tras la represión del lunes la evaluación se había suspendido, pero nuestra movilización dio un giro, ya que a partir de ese día ya no se trataba de un boicot, sino de lograr la liberación de los seis detenidos el lunes. Dijimos a las autoridades que no nos movíamos de la capital si no era con la libertad de los compañeros.” Y lo lograron.

El maestro y dirigente explica que la decisión fue tomada por la Asamblea Estatal, que tuvo un amplio nivel de adhesión. “En Chiapas la totalidad de los maestros nos manifestamos en repudio a la reforma”. Para dimensionar el nivel de rechazo, el maestro explica que la Sección 7 de Chiapas cuenta con 60 mil agremiados, la Sección 40 tiene alrededor de 40 mil, a los que se les sumó un apoyo de cerca de 20 mil personas entre estudiantes de magisterio (normalistas), sus padres e integrantes de otras 7 organizaciones sociales del estado.

“La gran multitud que se había convocado para rechazar la evaluación y luego para exigir la libertad de los compañeros hizo que la policía federal entrara en un nerviosismo tal, que intentaron impedir nuestro arribo al Parque Central de Tixtla.” Escobar Pérez relata la represión que se produjo el martes, a una manifestación que fue encabezada por un ataúd en honor a David Gemayel Ruiz Estudillo, el maestro asesinado el día anterior, lunes 7.

“Aurelio Nuño dijo que se había contenido a la manifestación sólo con 15 mil toletes y macanas, con las incautaciones que hicimos demostramos que no fue así. No venían desarmados, al contrario, venían armados hasta los dientes.” El maestro analiza que esa fuerza de fuego entre “la inmensa multitud de almas” fue un movimiento totalmente irresponsable de la dirigencia gubernamental.

Además de los tres primeros detenidos, los maestros retuvieron a un cuarto agente, integrante de la Marina. Ante la retención de los agentes, se instaló una mesa de diálogo entre gobierno y magisterio para negociar la liberación de los manifestantes y policías. “Amenazaban que iban a llevar a nuestros seis compañeros a cárceles de seguridad, como hicieron con los dirigentes de Oaxaca y los normalistas de Michoacán.”

Los seis detenidos el lunes tras la sangrienta represión al boicot magisterial fueron retenidos durante un día en la Escuela Nacional de Protección civil, ubicada en el predio del viejo aeropuerto de San Juan, en el municipio de Ocozocoautla, Chiapas. Luego fueron trasladados a la Procuraduría General de Chiapas.

Sin embargo, Escobar Pérez denuncia que los manifestantes detenidos no recibieron el mismo trato: “Los maestros fueron entregados con golpes, fueron sometidos a situaciones de tortura, eran amenazados con ser recluidos en Nayarit.”

En la instancia de diálogo instalada el miércoles, el gobierno planteó que los maestros debían liberar primero a los policías para luego, negociar. “Respondimos que no los liberaríamos a nadie hasta que no se abriera una negociación responsable, en términos justos y que no nos responsabilizábamos si los manifestantes seguían reteniendo más agentes policiales.”

Con la detención del cuarto agente, el efectivo de la Marina, el gobierno habilitó la negociación, que posibilitó el intercambio de presos por policías, la devolución del arsenal represivo incautado por los maestros y también, que los organizados sintieran que habían ganado la primera batalla en contra de la evaluación forzosa que se promueve desde la Secretaría de Educación (SEP). Los seis detenidos fueron liberados sin que se levantaran cargos en su contra.

“En Chiapas demostramos que estamos decididos a todo con tal de defender el carácter público de la educación y que, como dice la consigna, si tocan a uno, tocan a todos. La reforma educativa se está sepultando en Chiapas como en ninguna otra parte de la República. La totalidad del magisterio la rechaza, a pesar de la estrategia mediática que dice que somos unos pocos”, agregó.

Información de Regeneración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s