Entre el poder y la Gloria

En opinión de | TK

pena-rivera-papa-miranda1-702x336.jpg
Foto: PROCESO.

La tarde del viernes, día en que llegó el Papa Francisco a México era fría, a la espera se encontraba la pareja presidencial, Enrique Peña Nieto y Su esposa Angélica Rivera, ataviados en trajes formales, así como cientos de personas que entusiastas, gritaban con efusivo aplomo el nombre del pontífice, máximo líder de la Iglesia Católica.

Fecha histórica para los mexicanos, pues el poder y la gloria se convierten en dos eslabones para auxiliar a un país, que necesita fe, esperanza, pero sobre todo justicia para aquellos que han sido objeto de humillación por el hecho de no poseer el mismo estatus social y quizás hasta económico.

Entre el poder y la gloria, hay mucho que hacer, mucho más, por aquellos que exigen justicia y verdad, ante la omisión y el silencio de quienes recibieron y besaron la mano del sumo pontífice, pues han sumido nuestro país en hambre y desigualdad, individualismo y acaparamiento de riqueza, sin importarles la sangre que se derrame.

El poder se utiliza para obtener más y más riqueza, solo de unos cuantos y la gloria para rezar por ellos, pues es malo vivir con rencor, solo para aquellos que no tienen poder, porque como dijo el Papa Francisco “Hay que orar por quienes nos quieren y por los que tampoco nos quieren”. El detalle que solo les toca orar a quienes exigen verdad y justicia, mientras los otros se regocijan en la gloria.

Francisco tal vez toque el corazón de esos que se dicen dignos de besarle la mano, pero no podrá hacer nada, si éstos siguen con el mismo paradigma de seguir manipulando masas a través de información pagada a su conveniencia, ayudados por la televisión, para exponer ante las multitudes el paraíso fantasioso en el que vivimos.

Y aunque es mucho pedir, solo basta con mirar a los ojos a los mexicanos que gloriosos ven a  Francisco como una esperanza de fe para calmar el dolor de sus corazones.

Hoy estamos entre el poder y la gloria de unificar criterios para salvaguardar la integridad de los mexicanos, Si Francisco decide orar, por los miles de desaparecidos, secuestrados, asesinados, levantados, extorsionados, cruda realidad que vive el estado mexicano. Y que no se puede tapar con su visita, sino reconocer ante el poder, que algo esta mal y que sin lugar a dudas debe cambiar.

Hoy Francisco necesita ir más allá y hacerle inca pie a los funcionarios públicos, que en México necesitamos una verdadera justicia imparcial, una aplicación de leyes por igual, pero sobre todo estamos cansados de tanta omisión y mentira alrededor de sus juegos de poder. Solo por el hecho de no saber reconocer u rectificar sus errores en tiempo y forma.

Los mexicanos mueren de sed de justicia, pues esta solo se aplica en algunos casos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s