Coronavirus una cruda realidad.

Ciudad de México.-Las estadísticas de muertos y contagiados por el Covid-19 en el mundo aumentan día con día, hoy el virus ya no es un meme, es una cruda realidad de la que aún nos es difícil creer. Un 2020 que nos ha hecho sufrir, una sorpresa nada agradable, que nos arrinconó y nos hizo reflexionar lo débil que somos ante lo desconocido.

Hoy tengo miedo por los que estamos, por los que me acompañan, por los que tengo lejos, por los que no tienen a nadie, por los que amo, hoy tengo temor de que esto sea una realidad tan cruel como mis malas acciones, tan cruel como la lejanía y la soledad de no estar juntos. Esto me hace desear estar junto a quienes me aman, para soportar todo lo que viene, porque de ahí vienen mis fuerzas para continuar mi lucha.

Las ciudades se han vuelto fantasmas de la oscuridad, el miedo se apoderó de las calles, de su gente y de los lugares más bellos de nuestro planeta, el cual respira tranquilo a sabiendas que aún estamos aquí, esperando el día en el que nos volvamos a encontrar, porque estoy seguro que lo vamos a superar, así sea, por gracia del Dios en cual creo y amo…

Nuestro país ha tomado ahora muy enserio las advertencias que esta pandemia ya no es un juego ni mucho menos un meme, es una realidad que está matando al más débil, al que menos tiene, pero sobre todo a aquellos que están afuera por una u otra razón dispuestos a enfrentar este virus mortal en las calles, a sabiendas que eso los puede matar.

Millones de familias aún separadas oran porque esta pandemia no los derrumbe y les permita volverse a encontrar. La salud de nuestra gente y el no avance de la pandemia depende del encierro, de perder la libertad por un momento, de callar en los silencios, de amar a la distancia, pero sobre todo de acercarnos de corazón y perder el miedo, porque estoy seguro habrá un mejor amanecer, el cual nos espera.

En estos momentos se vale pedir perdón, llorar, compartir, decir te amo, decir te extraño, decir te quiero, decir me gustas, se vale todo menos abusar de las condiciones que nos llevan a la locura, a pisar la dignidad de los demás, a no tomar lo que no es tuyo, a no quitar lo poco que a otros les corresponde, se vale todo menos el abuso de quien menos tiene para afrontar esta terrible pandemia.

Hoy nuestro encierro tiene un significado profundo, la conexión de nuestras almas y el deseo de que todos estaremos bien. Este año no lo olvidaremos porque comenzamos con el pie izquierdo, un pie que no sabe bailar, al cual habrá que guiar para danzar nuestra canción preferida.

Dios nos guarde a todos y que todos estemos a salvo, en este y todos los años venideros. 2020 será solo una piedra en el zapato, haremos lo propio para hacer nuestro mejor baile.

Hoy estamos dispuestos a enfrentar desde nuestra trinchera a ese virus que se ha vuelto una pandemia tan fácil de expandirse como el mismo viento en nuestro cielo.

#SiSePuede es nuestro lema como mexicanos, ahora es y será nuestro himno.

Con amor @toodyking

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close